miércoles, 7 de abril de 2010

PRIMER DÍA DE TRABAJO


__Sale de la ducha, llega hasta su habitación, se desabrocha el albornoz, se mira en el espejo del armario y piensa que algo tendrá que hacer para rebajar esa tripa. Abre un cajón, saca unas bragas y se las pone.
__Enciende la radio.
__Suena el teléfono.
__- ¿Diga?
__- ¿Cómo lo llevas, hija?
__- Bien, madre. Vistiéndome para ir a trabajar, ¿qué querías?
__No contesta. Parece molesta.
__- Ya lo hemos hablado, y mi decisión es la misma.
__- No creo que el tío Adolphe pueda reservarte el puesto en la junta durante mucho tiempo.
__- Pero... ¿Cuándo me vais a dejar en paz? Por favor, mamá, entiéndelo de una vez: no quiero ese puesto.
__- ¿Prefieres vivir como una mendiga?
__- Voy a cobrar un sueldo muy digno. Por hacer lo que me gusta, por cierto.
__- ¿Cómo sabes que te gusta si nunca lo has hecho?
__- Claro que he hecho de reportera, en la universidad hacemos prácticas, ¿sabes?
__- No, no sé qué hacéis en la universidad... No sé qué ideas os meten en la cabeza... Por favor, en casa ni siquiera puedo sintonizar ese canal.
__- Espera, que pongo el manos libres..
__Pulsa una tecla en el inalámbrico y lo deja sobre la cama.
__- Mamá, entiéndelo, puede que el día de mañana tenga que quedarme en un despacho, ocupándome del papeleo pero ahora... Entiéndelo: tengo que intentar ser feliz, sentirme realizada, aunque cobre diez veces menos... Me voy a poner el vestido que me regalaste.
__- ¿El azul? Hija, pues cuídalo, que es de marca.
__- Sí, tranquila.
__- Y, en fin... Supongo que tendré que desearte suerte, ¿cómo es eso? “Mucha mierda”, decís, ¿no?
__- Eso es en teatro, mamá –ríe.
__- Pues más a mi favor.
__- Voy a llegar tarde, mamá, siento... ser una decepción.
__- No digas eso. Ya sabes que... tu padre estaría orgulloso. Él siempre entendió mejor que yo esas locuras que te dan de vez en cuando.
__- Mamá...
__- Dime, hija.
__- Te echo de menos, ¿cuándo vendrás a París?
__- No lo sé, pero pronto.
__- Eso espero.
__- Y, nada, te dejo, que sé que estás ocupada. Le he dicho a Clarisse que te lo grabe.
__- Qué vergüenza, seguro que lo pone en Youtube...
__- ¿Dónde?
__- Nada, nada... mamá. Dale recuerdos de mi parte.
__- Claro, cariño.
__- Y... te quiero.
__- Yo también. Venga, vete a hacerte famosa.



Puedes descargar el vídeo aquí.

Publicado originalmente en Roncando en el Nostromo.

No hay comentarios: