jueves, 8 de abril de 2010

OH, EL AMOR


__- Oye...
__- ...
__- Por lo menos me has cogido esta vez.
__- Claro que te he cogido... Pero... tienes que dejar de hacer esto. No es bueno, ni para ti, ni para mí...
__- Ya lo sé. Yo, intento...
__- Es que ahora estoy en el trabajo.
__- Ah. Ya... Yo... estoy llegando a la estación, que he pasado la noche fuera. Vengo de casa de Miguel y Laura... y como hoy libro, pillaré el cercanías y me iré a dormir a casa...
__- Has estado bebiendo.
__- Sí.
__- Borracho a las nueve de la mañana, muy bien... Ya sabes qué poco me gustas cuando bebes...
__- Ya... Pero tampoco te gusto cuando estoy sereno, así que...
__- Sabes que no es eso... ¿Qué te crees?, ¿que no te quiero?
__- Es lo que dijiste.
__- No. Nadie deja de querer, así, de un día para otro. Es sólo que...
__- Tú me dejaste de un día para otro. Y por teléfono... Te dio la ventolera y...
__- No, no fue así, intenté mandarte señales de que lo nuestro no iba bien... pero cuando alguien no quiere ver...
__- Pero teníamos que haberlo hablado, no puedes... No es justo. ¿A ti te parece justo, no aparecer en tres días por casa y luego soltarme de golpe que no quieres saber nada de mí? ¿Cómo pudiste ser tan cobarde?
__- Bueno, fui una cobarde, vale, pero estoy en el curro y...
__- Y ya está... Como siempre, lo tuyo es lo importante... y a mí que me jodan.
__- ...
__- Eh... Joder...
__- Juan... No... No puedo ahora...
__- Ya, no puedes hablar... ¿Está él ahí?
__- No.
__- ¿Estás sola?
__- Sí.
__- A ver, di “Raúl Gómez es un hijo de puta”.
__- Ay... Oye, no tengo... no tengo tiempo, ni ganas... Cada vez que llamas me jodes el día. Siento no haber hecho las cosas bien, pero ahora no puedo echar marcha atrás... Tienes que... ya aparecerá alguien, que te quiera y te comprenda mejor que yo.
__- Pero yo no quiero que aparezca nadie. Yo te quiero.
__- Juan. No es el momento. Por favor.
__- Y sé que me quieres. Tú lo has dicho, no se deja de querer a alguien así, por las buenas. ¿Es que alguna vez me he portado mal contigo?
__- No, todo lo contrario, ya lo sabes... No es culpa tuya... Tú eres perfecto... pero yo...
__- ¿Estás llorando?
__- ...
__- Bueno... Oye... Lo siento. Es que lo estoy pasando mal, es sólo que...
__- Te tengo que dejar.
__- Vale. Un beso. Intentaré... Intentaré no llamarte.
__- Adios.

__Cuelgan.

__Ella abre el Outlook, le da a enviar y recibir y mira por la ventana mientras piensa que Raúl Gómez, efectivamente, es un hijo de puta que las debe preferir rubias o tontas... Sonríe y piensa que ya ha hecho sufrir demasiado a Juan y decide que, esa misma tarde, en cuanto vuelva a llamar, le dirá que quiere volver a intentarlo.

__Él llega a la estación, y levanta la mano cuando ve a Roberto, un viejo amigo de la escuela, que no parece reconocerlo y pasa de largo, indiferente. Juan llega al andén y se da cuenta de que Miguel y Laura tienen razón, que ella no merece la pena y que no puedes dejar tu felicidad en manos de nadie.


Puedes descargar el vídeo aquí.

Publicado originalmente en Roncando en el Nostromo.

No hay comentarios: