jueves, 8 de abril de 2010

EL DIBUJANTE


__- ¡Teléfonooo!
__Dave miro a su madre, que asomaba sus cien kilos por la ventana de la cocina.
__- ¿Quién es?
__- ¡Y yo qué sé!
__Dave se bajó de la primera caja. Su primo dejó de grabar.
__- Salvado por la campana, ¿eh?
__- No, qué va... Tú vete preparando la pasta, que será Mike; es importante
__Dave entró en casa y pilló el teléfono.
__- ¿Sí?
__- ¿Estás dibujando?
__- Mike, ¿qué pasa?
__- Tío, han dicho que sí.
__- ...
__- ¡Eh!, ¿sigues ahí?
__- Sí, sí, claro... Jooooder, eso es... eso significa...
__- Que nos vamos a forrar - rió Mike, exultante.
__Llevaban dos años tratando de vender su historia. Dave había dibujado noventa y ocho páginas de cómic. Le faltaban otras cincuenta, pero Mike, el guionista, había cerrado el trato con Render, la editorial más importante del país y la cosa parecía firme: publicarían la obra.
__- ¿Han aceptado todas las condiciones?
__- Todas. Lo sacarán por tomos, en edición coleccionista, con bocetos, entrevistas y lo que nos dé la gana...
__- ¿Y el dinero?
__- Soltarán un adelanto de mierda pero aceptan el precio final.
__- Joder, menos mal, porque estoy a cero.
__- Yo debo pasta a medio barrio... Pero, escucha, tienes sólo un mes para terminarlo todo, ¿cómo lo ves?
__Jodido. Lo veía fatal: cincuenta páginas en un mes suponían dos páginas diarias: incluso usando trucos de dibujante barato, y buscando un colorista... era imposible.
__- Lo haré –contestó.
__- ¿En serio? Porque tengo que confirmar...
__- En serio, tendré que aprender a no dormir, pero merecerá la pena.
__- He intentado sacar más tiempo, pero lo quieren para la feria...
__- Lo sé, lo sé... Pero lo haré, confía en mí, colega.
__- Somos cojonudos... Venga, pon esa zurda a trabajar.
__- Luego hablamos, Mikito.
__Mierda. Adiós vacaciones. Por un momento, y mientras escuchaba el sonido intermitente que salía del auricular, odió a su amigo; odió su facilidad para escribir y esas viñetas plagadas de gente que le hacía dibujar. Odió a Mike por tener ya todo su trabajo terminado y haberle pasado la responsabilidad a él.
__Abrió la nevera. cogió una litrona de cerveza y colgó el teléfono.
__- ¿Qué pasa, hijo?, ¿malas noticias?
__Pero Dave no contestó a su madre. Salió, emocionado, al jardín y le dijo a su primo que tenía mucho trabajo pendiente; que no podía seguir perdiendo el tiempo con él.
__- Te estás rajando –escupió Pete, su primo.
__- No, en serio, tengo que dibujar un montón.
__- ¿Por qué?, ¿has conseguido trabajo?, ¿te van a pagar?
__- Eh... Sí, eso espero...
__- Pues mejor, porque si abandonas me debes cincuenta pavos -dijo mostrando la palma de su mano.
__- Joder, sabes que no los tengo... ahora.
__- Entonces a las cajas.
__- Te los daré el sábado.
__- No. No puedes retrasarte en el pago. Tú implantaste esa regla, ¿recuerdas, cabronazo? Pídele la pasta a la vieja o súbete a las cajas.
__Pete era un idiota insoportable. No entendía por qué siempre perdía el tiempo con él y sus ridículas apuestas. Pero las cosas iban a cambiar. Moebius, Romita, Otomo, Bagge, Corben, Miller, Ross, Lee... echaos a un lado, que voy pisando fuerte. Me mudaré a Nueva York, conoceré nuevos amigos, artistas y chicas fáciles. Sólo tengo que dibujar como un hijo de puta durante un mes y...
__- ¡Eh!
__Pete había empezado a grabar.
__Subir por las cajas, cobrar, pedir una pizza, ponerse a dibujar y olvidarse de esa familia para siempre. Era un buen plan.

Puedes descargar el vídeo aquí.

Publicado originalmente en Roncando en el Nostromo.